EL GALLO QUIRICO-Cuentos para dormir-

[et_pb_section admin_label=»section» transparent_background=»off» allow_player_pause=»off» inner_shadow=»off» parallax=»off» parallax_method=»off» padding_mobile=»off» make_fullwidth=»off» use_custom_width=»off» width_unit=»on» make_equal=»off» use_custom_gutter=»off»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» use_border_color=»on» border_color=»#aa2a5b» border_style=»ridge» text_font_size=»20″ text_text_color=»#000000″ border_width=»2px» custom_padding=»20px|20px|20px|20px»]

EL GALLO QUIRICO

Este es el cuento del gallo Quirico, que iba a la boda de su tío Perico, en el camino, se encontró un gusanito en una charca: -¿Dónde vas gallo Quirico? –Preguntó el gusanito-. -Voy a la boda de mi tío Perico. –Respondió amablemente el gallo Quirico-. -¿Por qué no me llevas contigo? -Muy bien, te llevaré dentro. Y sin poder resistir la tentación el gallo se tragó el gusanito ensuciándose el pico. Tropezó con la hierba y le dijo: -«Hierba límpiame el pico que voy a la boda de mi tío Perico. -¡Muy bien, gallo Quirico!, pero antes dime: -¿Dónde está el gusanito? -No sé, no lo he visto. -Gusano, gusanito, ¿Dónde estás que hoy no te he visto? –Preguntó la hierba-. -Aquí estoy en la tripita del gallo quirico que me lleva a la boda de su tío Perico. –Respondió, ingenuamente el gusanito-. -Mal bicho Quirico, como me has mentido, ¡toma, toma! límpiate tú el pico. Continuó andando y se encontró con la oveja y le dijo: -Oveja cómete la hierba, que no ha querido limpiarle el pico, para ir a la boda de su tío Perico. -¡Muy bien, gallo Quirico!, pero antes dime: -¿Dónde está el gusanito? -No sé, no lo he visto. -Gusano, gusanito, ¿Dónde estás que hoy no te he visto? –Preguntó la oveja-. -Aquí estoy en la tripita del gallo quirico que me lleva a la boda de su tío Perico. –Respondió, ingenuamente el gusanito-. -Mal bicho Quirico, como me has mentido, ¡toma, toma! límpiate tú el pico. Buscó un palo y le dijo: -Palo pega a la oveja, que no había querido comerse la hierba, que no le había limpiado el pico, para ir a la boda de su tío Perico. -¡Muy bien, gallo Quirico!, pero antes dime: -¿Dónde está el gusanito?. -No sé, no lo he visto. -Gusano, gusanito, ¿Dónde estás que hoy no te he visto? –Preguntó el palo-. -Aquí estoy en la tripita del gallo quirico que me lleva a la boda de su tío Perico. –Respondió, ingenuamente el gusanito-. -Mal bicho Quirico, como me has mentido, ¡toma, toma! límpiate tú el pico. Y como el palo no quiso, fue en busca del fuego y le dijo: -Quema el palo, que no quiso pegar a la oveja, que no quiso comerse la hierba, que no quiso limpiarle el pico, para poder ir a la boda de su tí Perico. -¡Muy bien, gallo Quirico!, pero antes dime: -¿Dónde está el gusanito?. -No sé, no lo he visto. -Gusano, gusanito, ¿Dónde estás que hoy no te he visto? –Preguntó el fuego. -Aquí estoy en la tripita del gallo quirico que me lleva a la boda de su tío Perico. –Respondió, ingenuamente el gusanito-. -Mal bicho Quirico, como me has mentido, ¡toma, toma! límpiate tú el pico. Y como el fuego no quiso quemar el pelo, tropezó con el agua y le dijo: -Que apagara el fuego, que no quiso quemar el palo, que no quiso pegar a la oveja, que no quiso comerse la hierba, que no quiso limpiarle el pico para ir a la boda de su tío Perico -¡Muy bien, gallo Quirico!, pero dime: -¿Dónde está el gusanito? -No sé, no lo he visto. -Gusano, gusanito, ¿Dónde estás que hoy no te he visto? –Preguntó el agua-. -Aquí estoy en la tripita del gallo quirico que me lleva a la boda de su tío Perico. –Respondió, ingenuamente el gusanito-. -Mal bicho Quirico, como me has mentido, ¡toma, toma! límpiate tú el pico. Después de tanto vapuleo, arrepentido el gallo Quirico, vomitó intacto el gusanito, y el agua no tuvo que apagar el fuego, el fuego no quemó el palo, el palo no pegó a la oveja, la oveja no se comió la hierba, y la hierba limpió el pico del gallo Quirico que por fin, feliz y contento pudo asistir a la boda de su tío Perico.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section][et_pb_section admin_label=»Sección» fullwidth=»off» specialty=»off»][et_pb_row admin_label=»Fila»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_cta admin_label=»Llamada a la acción» button_url=»https://canalcuentos.com/cuentos-para-dormir/» url_new_window=»off» button_text=»Otros cuentos para dormir…» use_background_color=»on» background_color=»rgba(170,42,91,0)» background_layout=»dark» text_orientation=»center» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid» custom_button=»on» button_letter_spacing=»0″ button_use_icon=»default» button_icon_placement=»right» button_on_hover=»on» button_letter_spacing_hover=»0″ button_bg_color=»#aa2a5b» header_font_size=»26″ body_font_size=»14″ button_text_size=»20″ button_border_width=»2″ button_border_radius=»13″ button_border_radius_hover=»20″]

[/et_pb_cta][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Facebook

Compartir en Facebook!

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.