EL MOSQUITO QUE SALVÓ AL RÍO-Cuentos para dormir-

[et_pb_section admin_label=»section» transparent_background=»off» allow_player_pause=»off» inner_shadow=»off» parallax=»off» parallax_method=»off» padding_mobile=»off» make_fullwidth=»off» use_custom_width=»off» width_unit=»on» make_equal=»off» use_custom_gutter=»off»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» use_border_color=»on» border_color=»#aa2a5b» border_style=»ridge» text_font_size=»20″ text_text_color=»#000000″ border_width=»2px» custom_padding=»20px|20px|20px|20px» text_line_height=»1.8em»]

EL MOSQUITO QUE SALVÓ AL RÍO.

(Leyenda indígena Norteamericana)

mosquito2Erase una vez hace muchos años, un lugar donde corría un maravilloso río y las mañanas eran soleadas y llenas de colores. El agua era tan buena, pura y benéfica que todos los animales venían a beberla y los peces eran tan numerosos como las estrellas en una noche despejada.

Una mañana, un oso gigante escuchó a los otros animales hablar de ese río y fue hasta allí para beber agua. El oso era tan grande y bebía tanto, que el nivel del agua comenzó a disminuir día a día. Entonces los animales le dijeron al oso que no bebiera tanto, pero éste no les hizo caso y se hartaba todos los días de agua.
Los castores fueron los primeros en alarmarse:
– ¡El agua que rodea nuestras casas está desapareciendo. Si el agua no las sujeta pronto se caerán-, dijo uno de los castores.
Los animales que vivían en el río también estaban inquietos.
– ¿Qué será de nosotros si no tenemos agua? – Dijo el sapo.
– En el agua vivimos y, sin agua, moriremos. – Contestó el pez.

Entonces, los pájaros, los insectos y todos los animales trataron de encontrar juntos una solución para hacer que el oso se fuera de allí. Pero era tan grande y sus garras tan poderosos que no se atrevían a decirle nada. ¡Incluso el alce le tenía miedo!

En ese momento un mosquito llegó revoloteando en torno a los otros animales, exhausto tras un largo viaje. Con una vocecita muy suave, les dijo:
– Si queréis, yo puedo asustar al oso.
Entonces, todos los animales se pusieron a reír y a burlarse del pequeño mosquito.
– ¿Cómo un minúsculo y ridículo animal como tu puede asustar a un oso tan grande? – Dijo entre risas el cuervo. Y a punto estuvo de comerse de un lengüetazo a nuestro valiente mosquito, menos mal que el insecto, enojado, salió zumbando de allí justo a tiempo sin decir palabra.

El mosquito pasó la noche en una charca cercana y a la mañana siguiente, cuando vio al oso, se puso manos a la obra.

Se posó sobre una de las patas traseras del oso y lo mordió lo más fuerte que pudo. El gigante golpeó el piso con la pata haciendo saltar a todos los animales del río. Pero el mosquito siguió mordiendo al oso cada vez más fuerte y el oso volvió a patear el suelo.

Entonces el insecto comenzó a girar en torno al oso, y lo picó con fuerza en distintas partes.

El oso comenzó a volverse loco de picor. Se tiró al río golpeando en todos lados con sus garras, gruñendo y sacudiendo su pesada cabeza.

Pero sus esfuerzos eran vanos porque ni dentro del agua lograba deshacerse del mosquito y sus picotazos. Entonces, volvió a la orilla y aplastando árboles y hierbas en su paso, salió corriendo y dando grandes saltos, sin que nunca más se le volviera a ver por allí.

El mosquito zumbó ante los animales sorprendidos que habían contemplado la escena y con gran orgullo, les dijo:
– ¡Veis, incluso el más pequeño y ridículo puede ganarle al fuerte, si usa la cabeza! Después se marchó volando sin prestarles mucha atención.

Y es Por eso, que nunca faltan mosquitos que revoloteen por encima de los ríos y los lagos. Guardianes de las aguas protegen a los animales de la amenaza del agua que desaparece.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section][et_pb_section admin_label=»Sección» fullwidth=»off» specialty=»off»][et_pb_row admin_label=»Fila»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_cta admin_label=»Llamada a la acción» button_url=»https://canalcuentos.com/cuentos-para-dormir/» url_new_window=»off» button_text=»Otros cuentos para dormir…» use_background_color=»on» background_color=»rgba(170,42,91,0)» background_layout=»dark» text_orientation=»center» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid» custom_button=»on» button_letter_spacing=»0″ button_use_icon=»default» button_icon_placement=»right» button_on_hover=»on» button_letter_spacing_hover=»0″ button_bg_color=»#aa2a5b»] [/et_pb_cta][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Facebook

Compartir en Facebook!

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.