Pinocho.

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

Autor original: Carlo Collodi.
Dibujos:

[/et_pb_text][et_pb_toggle admin_label=»Conmutador» title=»+ info» open=»off» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid» closed_toggle_background_color=»#aa2a5b» title_text_color=»#f7f7f7″]

Pinocho (en italiano Pinocchio) es la marioneta de madera protagonista del libro «Las aventuras de Pinocho», escrito por Carlo Collodi, seudónimo de Carlo Lorenzini (Florencia 1826-1890), y publicado en un periódico italiano entre 1882 y 1883, con los títulos «Storia di un Burattino» («Historia de un títere») y «Le avventure di Pinocchio» («Las aventuras de Pinocho'»), libro ilustrado por Enrico Mazzanti.
Por la crueldad del relato, podría suponerse que Collodi no pensó en él como obra de literatura infantil, si bien resulta contradictorio que lo publicase en el «Giornali per i bambini».1

Los pasajes más discutidos han sido, quizá, el de la creación de la marioneta. Pinocho cobra vida mientras el carpintero Geppetto (diminutivo de Giuseppe, abuelo Gepeto en la versión castellana) lo está tallando en su taller. La trama está llena de escenas algo fuertes para los niños como una parte donde dos estafadores, el zorro y el gato, intentaron por todos los medios quitarle al niño sus monedas de oro, hasta que al final lo atrapan y deciden ahorcarlo en una gran encina ya que Pinocho se escondió las monedas en la boca. Las versiones posteriores han sido menos dramáticas, aunque no exentas del sadismo denunciado entre otros muchos por Esther Benítez.

En 1940 Walt Disney produjo una película que inmortalizó al ya famoso personaje.

[/et_pb_toggle][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Facebook

Compartir en Facebook!

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.